Tu página de

Justin
Timberlake

en español

Noticias Webmaster

El Nuevo Día: crítica de “Trolls”

Trolls: Tan oscuros como adorables

¿Te acuerdas de aquellas criaturas de cabellos coloridos que todos adoraban peinar y coleccionar en la década de los 90? En aquella época todo el mundo -o por los menos- los más jovencitos, querían un troll. Los muñequitos brillaban en la oscuridad, y venían en infinidad de colores y estilos. Estaban por dondequiera.

Ahora la compañía Dreamworks los traerá de vuelta, pero a la pantalla grande, bajo la dirección de Mike Mitchell y Walt Dohrn. La trama de la película “Trolls” se desarrolla cuando “Poppy” — la princesa de los trolls — debe recurrir a un Troll cascarrabias para poner a salvo a toda una población de trolls que se enfrenta a una amenaza.

Justin Timberlake, Anna Kendrick, James Corden, Gwen Stefani y Russell Brand, pusieron las voces principales en el largometraje animado, que estrenará en Puerto Rico, el próximo jueves, 27 de octubre.

Pero, ¿de dónde “salen” los trolls?

Originalmente, estas criaturas fueron dadas a conocer en la literatura fantástica. Sin embargo, “cobraron vida” en una época de depresiones políticas y religiosas debido a acontecimientos extraños, sobrenaturales, e inexplicables que ocurrían en ciertas zonas de las altas montañas de Noruega. De hecho, ello hizo que esa zona fuera bautizada como “el camino de los trolls”.

Los trolls forman parte de la mitología nórdica, especialmente en Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia.

Lo que continúa siendo incierto, es el origen del vocablo troll. Sin embargo, el mismo ha sido relacionado con el comportamiento violento. En la mitología escandinava, los trolls pertenecen a la raza antropomorfa y se refiere a cualquier ser extraño.

En Suecia, el término “trolleri” se utilizaba para referirse a cualquier acto de magia dañina guiada por el hechizo de la luna. Aunque, en ocasiones, los trolls podían ser capaces de proporcionar regalos y hasta brindar ayuda, aunque no era lo más común.

Los trolls siempre han sido descritos como criaturas de apariencias antiestéticas y deformes. Físicamente son grotescos. A través de los años, la literatura, el cine y la televisión los ha presentado de distintas formas y apariencias, pero todos los modelos comparten ciertos rasgos en común.

Por ejemplo, la mayoría de ellos exhiben narices grandes y torcidas, apariencia descuidada y cabellera enmarañada. En algunas versiones son presentados como enanos y en otras, como gigantes. Otros rasgos físicos que comparten en común –las diferentes versiones- es que exhiben solo cuatro dedos (tanto en las manos como en los pies) y a veces tienen un solo ojo y en algunos casos, tres cabezas.

Contrario a la forma en que eran presentados en los libros de fantasía, en el folclore escandinavo, eran descritos como seres inteligentes -no tanto como el hombre- pero muy parecido al nivel de inteligencia de los monos y los delfines. Los presentaban como criaturas rápidas, ágiles y excelentes cazadores en manada, que vivían en los huecos de las cascadas o escondidos en las grutas y en las cuevas. Salían de sus escondrijos una vez caído el sol y desaparecían rápidamente en cuanto amanecía con los primeros rayos de luz.

Una de las principales razones por las que viven en estos lugares aislados y oscuros, es porque -aparte de que exponerse a la luz los convierte en roca- según la leyenda, si se alejan de esas zonas, pierden sus poderes y se convierten en presas fáciles para sus principales enemigos: los gnomos.

A pesar de que estas criaturas son seres esencialmente mitológicos, es con la llegada de la literatura infantil –entre los siglos 18 y 19- que comienzan a formar parte de los cuentos de hadas que los identificaba, la mayor parte del tiempo, como seres malvados y traviesos.

Las creencias sobre la verdadera existencia de los trolls, comenzó a cobrar fuerza cuando niños recién nacidos y pescadores, comenzaron a desaparecer de los poblados noruegos. Muchos de los niños aparecían, días después, devorados, y los pescadores, aparecían mutilados o descuartizados por mandíbulas, que supuestamente, no eran compatibles con las de ningún animal salvaje del bosque.

Pero no todas las leyendas de los trolls de la mitología nórdica son negativas. Algunos cuentos los presentan como seres de buena naturaleza, cálidos e ingenuos, tan ingenuos, que, en ocasiones, eran fáciles de engañar por campesinos.

Fue así como la leyenda de los trolls se convirtió en una tradición en Noruega, que sigue vigente hoy día. Sin embargo, la versión que Dreamworks presentará en el cine, se aleja dramáticamente al aspecto tenebroso, tétrico y sombrío de estas criaturas. Por el contrario, en el cine, son presentados como pequeñas y coloridas criaturas que se caracterizan por su nobleza, alegría, benevolencia, y simpatía.

La figura del troll ha tenido tanto arraigo en la cultura popular, que hasta el término “troll” es utilizado a menudo en la jerga de Internet como personas que publican mensajes provocadores, irrelevantes o subidos de tono. También se utiliza el término para hacer referencia a personas urañas o incordias. De igual forma su “verbo” asociado “trolear” ha sido relacionado con discusiones y actos provocativos.

Relacionado Más noticias

Comentarios Di lo que piensas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Puedes utilizar estas etiquetas para dar formato a tu comentario: <b> <cite> <code> <i> <strike>
  • La dirección de correo electrónico es necesaria pero no se publicará
  • ¡No seas malo!
Conversación con 1 comentario...

Timberbot

¡Hola! ¿Qué te ha parecido esta noticia?