Tu página de

Justin
Timberlake

en español

Noticias Webmaster

CIRCO entrevista a Justin Timberlake por «In Time»

¿Qué haría si le quedara un día de vida y tuviera que trabajar muy duro para ganar más tiempo? ¿Qué sentiría por la gente que tiene cientos de años a su disposición, sin la necesidad de ganarlos, pero que nunca ayuda a los que menos tienen?

Ese mundo tan injusto en el que vive Will Salas, protagonista de la cinta «In Time», es también el de miles de personas en la vida real, quienes luchan diariamente no por ganar tiempo, pero sí dinero. Al menos así lo ve el protagonista del filme, Justin Timberlake, quien considera que su cinta, «es tan divertida como incómoda», pues además de contar una historia futurista, critica un poco el sistema económico mundial que ha golpeado a países del tercer mundo, e incluso potencias como Estados Unidos.

«Es obvio que hay cada vez más ricos y pobres, y que las clases medias están desapareciendo. Esta película habla de eso; es una metáfora extrema de lo que nos puede pasar si no volteamos a ver al otro y lo ayudamos», mencionó el actor en una entrevista con CIRCO.

La cinta se desarrolla en un mundo futurista, en el que todos lucen como en sus 25 años, pero a cambio deben obtener más tiempo de vida trabajando, robando o pidiendo prestado. Will, como todos los habitantes, tiene un reloj electrónico en el brazo que le indica cuántas horas le faltan para morir y eso hace que busque desesperadamente la manera de conseguir más tiempo.

Él está acostumbrado a esa vida, pero un día todo cambia, cuando un hombre con millones de años en su cronómetro decide suicidarse y regalarle su tiempo. Ahora, quizá pueda salir del gueto donde vive con su madre (Olivia Wilde) y ver qué hay más allá de su realidad. Ahí empezará su aventura, pues intentará cambiar la realidad que le rodea.

«Este es el personaje más cercano que he hecho; es decir, entiendo todos los sentimientos que pasan por su mente; él quiere cambiar el sistema, pero no puede. No es un personaje irreal, como el Capitán Garfio; es un hombre como muchos en el mundo», consideró.

«Basta voltear alrededor para encontrarlo; en los chicos que están manifestándose ahora mismo en todo el mundo en estos momentos. Admiro a los (que protestan frente) de Wall Street; si pudiera, los apoyaría personalmente», agregó Timberlake.

Al igual que sucede con el personaje que le regala su tiempo y no quiere vivir más, Justin mencionó que lo importante no es vivir para siempre, sino «madurar en cada etapa y disfrutar el camino».

«No sé si quisiera vivir para siempre y verme joven; ésa es una buena hipótesis que se plantea en la película: el cerebro de muchos no está habituado para vivir por siempre. No soy tan joven como solía ser, pero tampoco me siento viejo», afirmó.

UNA BELLA ALIADA

En su travesía, Will encontrará a la aliada que nunca imaginó, Sylvia Weis, interpretada por Amanda Seyfried, la hija del hombre más millonario del mundo que ve en él a un hombre que puede cambiar el mundo, por lo que decide ayudarlo.

«Ella es una rebelde, y sé exactamente cómo piensa. Ahora mismo, la sociedad está interesada en el dinero, y quien no lo tiene, siente que muere; todos tienen ese miedo en el fondo. A todos nos gusta un mejor estilo de vida, pero deberíamos luchar; ella piensa así», dijo Amanda. Esta parte del filme, en la que se critica el modelo económico global, hizo que Amanda se sensibilizara más en la importancia de apoyar al que menos tiene, por lo que ayudó a asociaciones en pro de personas con problemas económicos.

«La película no habla de dar dinero a gente en la calle, sino de compartir con quienes más lo necesitan. Yo hablo con mis managers acerca de lo que aportamos, principalmente a favor de la lucha contra el cáncer», aseguró.

«A partir de este rodaje, me di cuenta que hay mucha gente que da universalmente sólo por apoyar; en mi iglesia, la gente dona hasta un 30 por ciento a la caridad», comentó la actriz.

SIEMPRE QUEDA EN SEGUNDO LUGAR

A Justin no le importa la reacción que la cinta cause, principalmente en Estados Unidos, cuya sociedad, aseguró, ha cambiado tras la crisis económica, pues se ha tornado más consciente de las desigualdades económicas. No espera que su cinta sea un éxito, pero sí que deje un mensaje.

«Siempre he luchado por ser el segundo. Crecí en una familia de deportistas, pero también artistas; lo bueno de las artes es que te enseñan a apreciar lo bello y lo feo, a reinterpretar tu realidad y no sólo a ganar. Ganar no importa, si sólo es para humillar a los demás; de eso habla un poco esta película», concluye el actor.

Récord.com

Relacionado Más noticias

Comentarios Di lo que piensas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Puedes utilizar estas etiquetas para dar formato a tu comentario: <b> <cite> <code> <i> <strike>
  • La dirección de correo electrónico es necesaria pero no se publicará
  • ¡No seas malo!
Conversación con 1 comentario...

Timberbot

¡Hola! ¿Qué te ha parecido esta noticia?