Tu página de

Justin
Timberlake

en español

Noticias Webmaster

Crítica de concierto de Justin Timberlake para Spotify: “Vais a recordar este momento”

Cuando escuchas a Justin Timberlake en directo, you really get that feeling. Con el mítico Roundhouse londinense como escenario y ante apenas 300 personas seleccionadas especialmente por Sony y Spotify entre sus seguidores más fieles, el cantante y actor estadounidense sacó lo mejor de sí mismo para presentar su nuevo disco, Man of the woods, que en España ha conseguido ser número 1 en iTunes. Fue una actuación en la que también participaron tanto el rugido country de Chris Stapleton como la ya imprescindible aportación de los Tennessee Kids, su banda de acompañamiento.

Porque a pesar de que venía de inaugurar los imponentes Brit Awards 2018 en un escenario tan espectacular como descarnado, estuvo rodeado de una arboleda instalada para la ocasión en el teatro de Chalk Farm donde, sin ninguna prisa, pudo dar rienda suelta a esa conexión tan especial que tanto le gusta desarrollar con su público. “No tiene nada que ver, esto es mucho más orgánico, es como si él mismo te estuviese invitando a subir con él al escenario”, declaraba uno de los asistentes a ambos eventos a este periódico.

Y es que si a la ya de por sí energizante música del estadounidense se le une el carisma y la seducción que transmite en todo lo que hace, el resultado es un cóctel perfecto que ya han sabido aprovechar otras citas como la Super Bowl. Superado el trauma del pezongate de hace 14 años, tras el cual un jovencísimo Timberlake tuvo que pedir perdón por su incidente con el pecho de Janet Jackson, regresó al acontecimiento con mayor repercusión mediática del planeta para presentar el citado nuevo álbum tras el lustro que siguió a su último compacto, The 20/20 Experience.

Con Man of the woods, el artista de 37 años vuelve a demostrar que es un verso libre enmarcado dentro de la genérica etiqueta del pop, experimentando, con más o menos éxito, con un sinfín de ritmos diferentes. Desde los toques de góspel y blues presentes en Morning light, en colaboración con Alicia Keys, hasta el bluegrass tejano de Chris Stapleton en Say something, pasando por los tonos de R&B y electrónica de Supplies que siempre ha dejado la influencia que tiene en su música Pharrell Williams.

Si durante la actuación en la Super Bowl optó por homenajear a Prince, Timberlake apostó en Londres por lanzarle un guiño a los locales Beatles a través de una camiseta que mostró cuando, ya desatado, decidió quitarse la americana e interpelar a sus fans para presentar a Stapleton, prácticamente desconocido para el gran público europeo pero una de las grandes novedades en el country sureño estadounidense. “Vais a recordar este momento… De nada”, dijo, guiño incluido.

Sin duda el vozarrón del de Kentucky es una de las grandes aportaciones junto a la de Keys de un disco que tiene otras colaboraciones -como la de Jessica Biel, actriz y esposa de Timberlake- menos entendibles y forzadas. Por todo ello, Man of the woods no puede interpretarse como un único ente musical sin tener en cuenta la coralidad estilística que encarna el estadounidense, sino más bien casi como un conjunto de singles de diferentes estilos. Y todo ello a pesar de que sí que se vea una continuidad en las letras de aquellos temas que tratan acerca de su regreso al mundo rural, sobre todo a través de la indumentaria y escenarios elegidos para algunos de sus videoclips.

Porque aunque él declare que es “un hombre de campo”, y lo considera “un orgullo”, la continuidad temática queda ligeramente deslucida con canciones tan desconcertantes como Flannel, que recuerda a un mal villancico, o Filthy, que a pesar de que tiene un vídeo de lo más espectacular al más puro estilo Apple, y de que en sí es un buen tema, contrasta demasiado su trasfondo electrónico con el retorno al mundo tradicional que se presupone que quería proponer el estadounidense con su nuevo trabajo.

Sin tener ningún éxito a la altura de su Can’t stop the feeling de la película Trolls (2016), Man of the woods promete sin embargo colarse en pistas de baile de todo tipo precisamente por esa poliglotía musical de Timberlake, tan denostada por sus detractores como útil para convertirse en un artista global. Si además mantiene el alto nivel de sus directos, especialmente después de la Super Bowl y los Brits, éste puede ser sin duda su año.

El Mundo

Relacionado Más noticias

Comentarios Di lo que piensas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Puedes utilizar estas etiquetas para dar formato a tu comentario: <b> <cite> <code> <i> <strike>
  • La dirección de correo electrónico es necesaria pero no se publicará
  • ¡No seas malo!
Conversación con 1 comentario...

Timberbot

¡Hola! ¿Qué te ha parecido esta noticia?