Tu página de

Justin
Timberlake

en español

Noticias Webmaster

Esquire Latinoamérica entrevista a los protagonistas de «In Time»

La frase «el tiempo es dinero» nunca había sido llevada al extremo tanto como en «In Time», la nueva película del realizador, guionista y productor Andrew Niccol, en la que el tiempo, literalmente, se usa para comerciar. Niccol, mejor conocido por «Gattaca» (que dirigió y escribió) y «The Truman Show» (que produjo y escribió) ha creado otra vez un mundo futurista y, a la vez, perfectamente reconocible.

La premisa básica de esta cinta es que la humanidad ha aprendido a controlar el proceso de envejecimiento; así, a los 25 años de edad, todos dejan de envejecer y se les da un año extra para vivir, lo que significa que tienen que hacer todo lo necesario para añadirle tiempo a su «reloj corporal». Esto abre todo tipo de interesantes discusiones acerca de lo que sería vivir para siempre, como hacen en esta película los millonarios, quienes tienen todo el tiempo del mundo; de lo que significa detener un proceso biológico natural; y de cómo sería el mundo si estuviera poblado por quienes tienen mucho tiempo de vida y quienes de pronto se quedan sin nada.

En esencia, el filme es una mezcla de Bonnie and Clyde con Robin Hood, con una estética muy estilizada y Los Ángeles como telón de fondo. Will Salas, el personaje de Justin Timberlake, inicia la película con su tiempo a punto de agotarse. Salas es acusado de un asesinato que no cometió y, por azares del destino, su reloj corporal se recarga con varios años más, lo que despierta las sospechas de las autoridades.

«In Time» es un thriller con escenas de mucha acción en las que el cazador, interpretado por el siempre extraordinario Cillian Murphy, y la presa, Justin Timberlake, son acompañados por la atractiva Amanda Seyfried. Pero también es una historia de amor entre dos personas de mundos muy diferentes, que trabajan en equipo para intentar hacer del planeta un lugar más justo. Y, más aún, es una reflexión sobre nuestros intentos por encontrar la fuente de la juventud y sobre lo que pasaría si de verdad existiera. Hablamos en Nueva York con Timberlake y Seyfried, sobre sus papeles y la película.

JUSTIN TIMBERLAKE

Amanda Seyfried dice que su coprotagonista en In Time «tiene más carisma que cualquier persona que haya conocido». Y parece que a Justin el carisma se le da fácil, ya sea en un escenario, frente a las cámaras o simplemente pasando el tiempo, lo cual estamos haciendo ahora. Timberlake tiene un sex appeal relajado y una sonrisa fácil que lo hacen ver absolutamente accesible. Pero hay una intensidad en su mirada y una cautela en sus respuestas que te recuerdan que ha sido un personaje público desde niño.

Prueba de su imagen firme y de su intelecto es el hecho de que ha logrado sobrevivir a una serie de transiciones importantes con facilidad: de estrella infantil a los 12 años e ídolo juvenil con *NSYNC, a una carrera igual de exitosa como solista y actor de cine. Desde su actuación en «Alpha Dog» mostró de lo que era capaz en la pantalla grande, y sus últimos éxitos taquilleros, que incluyen «The Social Network», «Bad Teache»r y «Friends with Benefits», lo han acercado cada vez más al estatus de actor principal que logra en In Time. El filme abre con su rostro y cierra con él; no sólo es el corazón y el alma de la película, sino la figura estelar en todos los sentidos.

Además de la música y el cine, tiene una línea de ropa, campos de golf (él mismo juega con un hándicap de 6) y ha invertido una buena cantidad de dinero en Myspace, que pronto será renovado. Al verlo, vestido en Zegna y aparentando menos de los 30 años que tiene, es fácil entender por qué el director Andrew Niccol estaba tan seguro de que el hombre que ahora se encuentra frente a mí podía hacer cualquier cosa que se propusiera.

Esquire: Andrew Niccol dijo que te veía como el héroe común perfecto, que es lo que se necesitaba para este rol. ¿Te identificaste con tu personaje?
JUSTIN TIMBERLAKE: Es quizá el personaje más personal que he interpretado. En parte por los valores que me inculcó mi madre, quien se aseguró de recordarme desde niño que tener una habilidad extraordinaria para subir al escenario o actuar no te hace una mejor persona. Y yo provengo de una zona obrera de las afueras de Memphis, Tennessee, donde se trabaja duro por las cosas, así que realmente me identifiqué con Will en eso. Él no tiene mucho pero valora las pequeñas cosas. Y yo siempre he sido así. Creo que estoy de acuerdo con Andrew en cuanto a su visión del hombre común, porque así es como me veo a mí mismo también.

Esquire: ¿Crees que se te está acabando el tiempo? Tienes tu propia compañía, el cine, la música y ahora Myspace…
Justin Timberlake: No siento que me esté quedando sin tiempo, creo que cuando estás joven piensas que tienes todo el tiempo del mundo. La gente joven siente que la validan por lo que puede hacer, así que los logros significan mucho, pero creo que llega un punto en el que te das cuenta de que esas cosas no son realmente lo que te valida. Lo que te valida más es saber que puedes, o saber que estás tomando una decisión por ti mismo, en vez de sentir que lograste algo sólo porque los demás dicen que lo hiciste.

Esquire: ¿Cómo fue trabajar con Amanda?
Justin Timberlake: Fue genial, tiene muy buen instinto y la cámara la adora. Los personajes eran una gran pareja, así que nuestro trabajo era ser una buena pareja, y ella trabajó a mi lado todo el tiempo para lograrlo. Nos divertimos mucho filmando, tuvimos la oportunidad de manejar autos increíbles y disparar pistolas, pero también de darle a nuestros personajes mucha profundidad. Además de «Alpha Dog», creo que ésta es la vez que más he tenido que ponerle sentimientos, genuinamente, a un papel, por eso la sentí más personal.

Esquire: ¿Cómo te sientes con respecto a la idea de envejecer?
Justin Timberlake: Estoy feliz de envejecer. Me gusto mucho más a los 30 que a los 25. Aceptas más las cosas, te vuelves más paciente. Creo que he tenido mucha suerte ?muchísima suerte, de hecho?, y la he aprovechado al máximo. Y puedo estar feliz por eso.

Esquire: ¿Estás trabajando en algo nuevo?
Justin Timberlake: Siempre hay algo nuevo. Nunca me he cohibido cuando me siento inspirado para hacer algo. Crecí como hijo único y siempre he hecho las cosas por mí mismo, tengo un verdadero impulso emprendedor. Ni siquiera es algo en lo que piense, es sólo que cuando sé que quiero algo, hago todo lo posible para obtenerlo. Y lo hago lo mejor que puedo.

AMANDA SEYFRIED

Los caricaturistas japoneses, con su amor por los rasgos exagerados, bien podrían usar a Amanda Seyfried como musa. No lo digo de manera negativa; al contrario, es extraordinariamente bella, con ojos enormes y rasgos finos. Fue entrenada como cantante y bailarina, por lo que se desenvuelve con soltura, y no es de sorprender que la primera cosa que su coprotagonista diga de ella sea que «la cámara la adora».

A la entrevista se presenta con su perro Finn, que no se siente bien para ir a la guardería, y da más la impresión de ser una chica normal que una belleza despampanante de la pantalla. A sus 25 años, lleva diez de carrera, los últimos ocho en papeles de alto perfil. Nos hizo reír como Karen en «Mean Girls», que evidenció el enorme talento cómico de la guionista Tina Fey. Fue adorable como Sophie en «Mamma Mia!», y toda dulzura en «Dear John». Sus éxitos continuaron con «Letters to Juliet» y tuvo un notable giro en «Chloe», donde se salió de su clásico personaje romántico, y lo hizo muy bien. En In Time interpreta a la cómplice e interés amoroso de Justin Timberlake.

El personaje de Amanda viene de una familia increíblemente adinerada, que tiene todo el tiempo del mundo, lo que ayuda a equilibrar la historia, porque de esta manera se pueden ver ambos lados de la moneda: cómo es vivir con poco y cómo es tener más tiempo del que necesitarás jamás. La propia Amanda se ocupa en usar bien su tiempo, o eso parece. Tiene numerosos proyectos en marcha y, a pesar de la fama que ha adquirido, se mantiene refrescantemente alegre y optimista sobre el mundo que la rodea.

Esquire:UIRE: ¿Cómo fue trabajar con Justin? En la pantalla tenían mucha química, ¿de dónde salió?
AMANDA SEYFRIED: Fue increíble, él tiene más carisma que cualquier persona que haya conocido. Te das cuenta por cómo baila y actúa, sabes qué esperar de él. Es un verdadero profesional. Creo que la química viene del respeto mutuo; me pasó lo mismo con Channing Tatum en «Dear John», no sabía si la química se notaba, pero lo adoré y nos reíamos todo el tiempo. Y cuando puedes compartir el sentido del humor, eso se refleja en pantalla. Creo que fue lo mismo con Justin, fue muy divertido, fácil y súper cómodo entre nosotros, y así puedes decir o hacer cualquier cosa. Eso es lo que uno espera de su coprotagonista: un compañero, porque eso eres cuando trabajas en estas películas, o en las románticas. Eres parte de un equipo y quieres llevarte perfectamente bien con esa persona.

Esquire: Has actuado desde que eras una adolescente, ¿cómo han cambiado las cosas con los años?
Amanda Seyfried: Actúo desde los 15, pero no tan bien, ni tan seriamente. Estuve en una telenovela llamada «As The World Turns», justo cuando cumplí 17, y me contrataron para trabajar todos los días, así que comencé a tomármelo en serio. Y luego llegas a la ciudad y rentas un lugar y esto se vuelve tu vida. Así que pasé de «As The World Turn»s a un papel en «Mean Girls», que aún considero una de las películas más cómicas que haya visto. El guión es brillante, nadie es tan gracioso como Tina Fey. Fue mi primera película y no obtuve el papel para el que audicioné, pero me encantó encarnar a Karen y formar parte del proyecto.

Esquire: El tema de In Time es ser eternamente joven. Si fueras uno de los afortunados, ¿qué crees que pasaría?
Amanda Seyfried: Creo que sería difícil sentirse inspirado por algo si vas a vivir para siempre. El hecho de que tengamos un tiempo limitado en la Tierra nos mantiene motivados. Si tuvieras una eternidad frente a ti, tal vez irías más lento y no harías muchas cosas, porque es muy fácil distraerse y no tendrías prisa. Cuando tienes un plan, cosas programadas y no mucho tiempo, tiendes a hacer las cosas. Por ejemplo, ¿si viviera para siempre aprendería todos los idiomas? Sí, pero me tomaría mil años, porque no hay razón para apresurarse. Creo que ésa sería la desventaja. Por otra parte, si tuvieras todo el dinero del mundo sería mejor, en eso no hay inconvenientes. Podrías ayudar a salvar el mundo o comprar una nave espacial. Eso no lo veo como un problema.

Esquire: ¿Cuál es tu papel soñado?
Amanda Seyfried: [La cantante de jazz y soul] Eva Cassidy. Quiero interpretarla, y un amigo que produjo In Time está trabajando en algo que tiene que ver con ella. Su historia es realmente fascinante y Eva es muy interesante. Tenía una voz hermosa.

Esquire: Has trabajado con tantos grandes directores, ¿alguna vez te imaginaste que llegarías a este nivel? ¿Ése era tu sueño?
Amanda Seyfried: Realmente no soñaba en grande. Nunca imaginé que era posible. Soy muy cínica -ya no tanto ahora-, así que nunca tuve expectativas o ilusiones muy elevadas. Pensé que sería una cantante en Broadway, pero nunca fui suficientemente buena, así que empecé a actuar y dejé de cantar. Desde niña siempre tuve una perspectiva muy realista.

Esquire: Si te quedara sólo un día de vida, ¿qué harías?
Amanda Seyfried: Mi respuesta, si te soy honesta, es que tomaría muchísimas drogas. Es broma. ¿Qué haría? Creo que iría a un parque de diversiones, comería mucho y me emborracharía. Siento que me soltaría el pelo, porque no me queda más tiempo, y comería cosas ricas y pondría a todos mis amigos en una casa y festejaría, justamente, como si no hubiera un mañana.

Relacionado Más noticias

Comentarios Di lo que piensas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Puedes utilizar estas etiquetas para dar formato a tu comentario: <b> <cite> <code> <i> <strike>
  • La dirección de correo electrónico es necesaria pero no se publicará
  • ¡No seas malo!
Conversación con 1 comentario...

Timberbot

¡Hola! ¿Qué te ha parecido esta noticia?