Tu página de

Justin
Timberlake

en español

Galería, Noticias Webmaster

La revista mexicana ‘Top Magazzine’ entrevista a Justin Timberlake

Un hecho innegable en la trayectoria de Justin Timberlake, quien protagoniza «El Precio del Mañana» («In Time», 2011), es que ha sacrificado e invertido tiempo en la búsqueda de su sueño artístico.

«Al empezar a trabajar a tan corta edad seguramente perdí tiempo para estar con mi familia, tiempo para mí. He trabajado durante casi dos décadas, dos terceras partes de mi vida. Es algo loco», dice Timberlake en una entrevista desde Nueva York.

«Pero aunque lo que voy a decir sea un cliché, cada quien tiene su propio camino y siempre he dicho que debo de estar agradecido por lo que tengo. Yo no voy a quejarme de nada… ‘¡Ay, pobre de mí, no tuve una infancia normal!'».

Timberlake tiene razón. No se puede quejar de no haber tenido una adolescencia común y corriente porque ahora es uno de los pocos artistas que logran conservar su éxito y credibilidad desempeñándose en el cine y la música.

Por eso él no puede decir «¡Ay, pobrecito de mí!» por trabajar desde los 12 años en el programa de Disney «The Mickey Mouse Club» (1993), en donde conoció a Britney Spears, con quien formó la pareja juvenil del momento cuando ambos estaban en la cima del pop.

El músico y actor de 30 años sabe que no tiene derecho a hacerse el sufrido por no haber tenido tiempo para formar parte de un equipo de béisbol, porque durante su adolescencia y juventud tuvo, como recompensa al tiempo invertido, giras por todo el mundo cantando y bailando con *NSYNC (1995-2002).

Con todo lo anterior, más bien se podría afirmar que Timberlake no ha perdido el tiempo y que ese sacrificio que hizo cuando era adolescente fue una inversión que se transformó en seis premios Grammy y cinco Emmy.

Sin embargo, lo que más satisfecho y orgulloso tiene al artista originario de Memphis, Tennessee, es que logró salir bien librado cuando decidió hacer el «crossover» de la música al cine.

«Resulta curioso que la gente piense que la música y la actuación son disciplinas muy distintas porque yo no lo creo así; son muy parecidas porque mucho de lo que hago en el escenario musical es teatral, cuando estoy en el escenario soy un personaje», expresa.

Su interés por el cine, además de la necesidad de encarnar un personaje, es porque quiere sentir que colabora en equipo y, de esta manera, disfruta más porque la presión es menor.

«Si hay algo que la actuación te da, que la música no, es menos responsabilidad. Porque con la música yo soy el guionista, el director, el productor, el actor y hasta la persona que elige el vestuario. Soy todo», explica.

«Puedo decirte que el cine ha sido más personal para mí y que me he vuelto, en términos personales, más desapegado de la música».

Tarde, pero seguro

Timberlake fue paciente con su carrera cinematográfica. Tuvo que pasar una década desde su debut con un pequeño papel en la cinta «Longshot» (2001) para que por fin este año fuera considerado para roles protagónicos, en las cintas «Con derecho a roce» e «In Time», que se estrena el viernes 4 de noviembre en México.

Mientras su carrera como cantante pop iba en ascenso acelerado con sus discos «Justified» (2002; 8 millones de copias vendidas) y «FutureSex/LoveSounds» (2006; 10 millones de copias), su desarrollo en la pantalla grande fue gradual.

Consiguió papeles secundarios en «Edison» (2005) y «Alpha Dog» (2006), esta última le valió buenas críticas. Se sumaron a su currículum otros trabajos en películas como » Southland Tales» (2006), «Black Snake Moan» (2006) y con su voz dio vida a Artie en «Shrek Tercero» (2007).

Sin embargo, la industria cinematográfica y la audiencia lo empezaron a tomar en serio como actor cuando el aclamado director David Fincher lo eligió para interpretar a Sean Parker en «La red social» (2010).

«Lo que siempre he tenido muy claro es que debes disfrutar del viaje. El verdadero regalo es el trabajo y no los premios o el éxito que tendrás», dice el novio de Jessica Biel. «Haces una película y al final lo que quieres hacer después es ser capaz de filmar otra película. Si he aprendido algo en mi carrera es a estar agradecido por lo que tengo».

A tiempo

Después de una década pagando peaje en la industria del cine, Timberlake protagoniza junto a Amanda Seyfried la película de ciencia ficción «In Time». Esta cinta, dirigida por Andrew Niccol, famoso por la película Gatacca (1997), es una interesante metáfora sobre la economía mundial llevada al extremo.

En el futuro, gracias a los avances tecnológicos y médicos, los humanos dejan de envejecer a los 25 años, pero cuando llegan a esa edad en el brazo se les activa un reloj con cuenta regresiva que les indica cuánto tiempo les queda.

Sin embargo, el dinero tal como lo conocemos ha desaparecido y ahora la moneda corriente es el tiempo (si quieres un refresco, te restan 10 segundos de vida, por ejemplo). En conclusión, los ricos viven siglos, pues pueden comprar tiempo, mientras los pobres hacen malabares para, literalmente, sobrevivir día a día.

«Las desigualdades económicas encontrarán formas diferentes en el futuro y creo que en ese sentido la película en muy inteligente en utilizar una metáfora para remarcar ese tema», señala el actor. «De cualquier manera, formar clases sociales basándose en cuanto dinero o no tiene la gente es simplemente tonto e injusto».

Will Salas, personaje al que da vida Timberlake, es un obrero que tras salvar en un bar a un millonario (tenía más de un siglo de vida en su reloj), éste le regala su tiempo de vida porque no quiere vivir más.

De esta manera, Salas se interna en una aventura al estilo Robin Hood que luego adquiere tintes de Bonnie & Clyde, cuando se alía con Sylvia Weis (Seyfried) para tratar de derrocar al sistema.

«Yo no pienso que esta sea solo una película de ciencia ficción. Siendo honesto, creo que es mucho más que eso y precisamente eso fue lo que me atrajo. Es también un thriller y un drama y en muchos sentidos es una experiencia muy emocional», revela.

Para Timberlake ser el protagonista de esta cinta fue similar a dar un concierto durante dos horas por ser el foco de atención, y describe al personaje y a la cinta como los trabajos más íntimos de su carrera como actor.

«Con esta película me divertí mucho, pero es la más personal que he hecho en mi carrera. Porque yo encontré más de mí mismo en Will que en ningún otro personaje que he interpretado antes».

Relacionado Más noticias

Comentarios Di lo que piensas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Puedes utilizar estas etiquetas para dar formato a tu comentario: <b> <cite> <code> <i> <strike>
  • La dirección de correo electrónico es necesaria pero no se publicará
  • ¡No seas malo!
Conversación con 1 comentario...

Timberbot

¡Hola! ¿Qué te ha parecido esta noticia?