Tu página de

Justin
Timberlake

en español

Noticias

Los aspirantes al Óscar: «La Red Social»

Meses siendo la más valorada por los críticos, más de 180 millones de dólares recaudados, cuatro Globos de Oro, ocho candidaturas a los Oscar y un protagonista ‘archimillonario’, ‘archiconocido’ y seguro que ‘archimosqueado’ porque la película que le retrata como un ser asocial, trepa y desleal haya tenido tanto éxito.

‘La Red Social’ creó mucha expectación cuando se estaba gestando. Había motivos: una dirección a cargo de David Fincher (‘Seven’, ‘El Club de la lucha’), un guión adaptado por Aaron Sorkin (‘El ala oeste de la Casa Blanca’) y un casting en el que además de Jesse Eisenberg y Andrew Garfield, estaba Justin Timberlake, estrella del pop y ex de Britney Spears, dando vida a Sean Parker, creador de Napster y otro de los que no sale muy bien parado. Pero lo que había sobre todo era mucho morbo por conocer el lado oscuro del nacimiento de Facebook, la red en la que más de 500 millones de personas comparten sus intimidades.

Y es que la película refleja cómo Mark Zuckerberg, un ‘nerd’ de Harvard y genio de la programación, creó la Red Social más grande del mundo a base de artes cuanto menos éticamente dudosas. Eso sí, la historia está sesgada del lado de los maltratados: refleja la versión de Eduardo Saverin, ex mejor amigo de Zuckerberg, primer director financiero de la empresa y primer relegado cuando las cosas empezaron a marchar bien. También de los gemelos Winklevoss y Divya Narendra, que le demandaron por haberse apropiado de una idea similar, en la que le invitaron a participar y que él torpedeó hasta sorprender con Facebook.

Se habían conocido en Harvard, donde arranca la trama una noche de 2003, cuando Zuckerberg, herido por una novia y medio borracho, se infiltra en los ordenadores de la universidad para crear una base de datos de alumnas. Facemash, que así se llamaba, colapsó la red interna en sólo dos horas y el chico fue amonestado. Seis años después es, con 26 años, el multimillonario más joven de la historia, con 6.900 millones de dólares, según ‘Forbes’.

Las expectativas de éxito se cumplieron y el público se lanzó en masa a ver la película, lo que no deja de ser paradójico para un filme dirigido a priori a una de cada 10 personas en el mundo, que son las que están en Facebook. Las veces, pocas, que Zuckerberg ha hablado de ella ha sido para insistir en que es una ficción, aunque para combatir su efecto olvidó su ‘alergia’ a los medios y concedió algunas entrevistas —entre ellas a The New Yorker y a Oprah Winfrey, donde anunció que donaría 100 millones a las escuelas de Newark—. Incluso apareció en The Simpsons. ¿Huele o no a campaña de imagen? «No se hacen 500 millones de amigos sin unos cuantos enemigos», reza el eslogan. Quizás podría cambiarse por «¿Puedes hacerte millonario sin traicionar a los tuyos?». Desde Palo Alto, Zuckerberg podrá reflexionar sobre ello.

Las grandes ganadoras en los Óscar

‘La Red Social’ iba a llevarse los principales premios Óscar de este año. Hubo un momento, hace tres semanas, en que todo parecía señalarlo: la obra de David Fincher, que narra la génesis de Facebook y explicará a los espectadores del futuro en qué clase de mundo vivíamos a comienzos de este siglo, contaba hace un par de meses con un amplio respaldo de los medios de comunicación, iba por el planeta, aquí y allá, coleccionando reconocimientos de todas las índoles (desde los galardones oficiales de los críticos de Estados Unidos hasta los más importantes Globos de Oro), y es, en últimas, una de las mejores películas norteamericanas del año pasado. Pero entonces apareció una meticulosa, significativa, conmovedora producción inglesa titulada El discurso del rey. Y los miembros de la famosísima Academia de Artes y Ciencias de Hollywood, una suma de 6.000 personajes como usted o como yo (subjetivos, volátiles, ocupados en mil cosas al mismo tiempo), comenzaron a sentirse muy cerca de la historia de ese monarca tartamudo que se sobrepuso a sus problemas en nombre de un país.

De un momento a otro, gracias a la innegable calidad de la obra y al siempre efectivo lobby del productor Harvey Weinstein, El discurso del rey se convirtió en «la buena película con corazón» de este año: esa eficiente producción cargada de sensibilidad, típica de la larga tradición del Óscar, que en últimas cuenta una redención sin sacrificar la inteligencia por el camino. De un momento a otro, como el candidato que empieza la campaña demasiado pronto, ‘La Red Social’ perdió su lugar en la mente de los votantes: se convirtió, un día, en cosa del pasado. Por supuesto, no es la primera vez que un drama emocionante le arrebata la estatuilla a un valiente trabajo «celebrado por la crítica»: Gente como uno le quitó el premio a Toro salvaje en 1981, Danza con lobos le ganó a Buenos muchachos en 1991 y Shakespeare enamorado derrotó a Rescatando el soldado Ryan en 1999, y esos son solamente los primeros ejemplos que vienen a la cabeza. Pero no deja de ser un poderoso recordatorio de que, aunque a veces sorprenda, aunque a veces elija a El silencio de los inocentes (en 1992) o a Los imperdonables (en 1993), el Óscar tiende a estar del lado de los relatos edificantes.

Que conste que nunca se ha llevado el premio de la Academia una mala película. Quizás no siempre gane la mejor. Tal vez pocas veces triunfe un futuro clásico del cine. Acaso sea más probable que en Hollywood, tierra de la corrección política, conmueva más a los electores el rey que se sobrepone a su tartamudez para enfrentar a los horrendos nazis que el niño sabihondo que no encajará aunque se invente Facebook. Pero sin falta obtendrá el reconocimiento un largometraje notable. Las diez nominadas de este año son producciones de primera categoría. Lo que significa que, en el peor de los casos, en la noche del próximo domingo 27 de febrero será elegido un trabajo que valga la pena. Si Red Social llega a llevarse la última estatuilla de la noche, si en un inesperado giro del destino suben sus productores a reclamar el premio a la mejor película que tanto se merecen, estaremos viviendo en un mundo justo. Al menos hasta el próximo año.

Mejor Película: ‘El discurso del rey’
¿Por qué va a ganar?: porque, con su afortunada combinación de humor, inteligencia, corazón, espíritu y prestigio (sí, todo eso: todo en uno), ha hecho sentir justos a los más de 6.000 electores de la Academia de Artes y Ciencias en estas últimas semanas de competencia. Porque, aun cuando ‘La Red Social’ haya ganado absolutamente todos los galardones de la crítica y se haya llevado los principales Globos de Oro en enero, El discurso del rey ha reclamado los últimos premios del camino: los de los sindicatos de actores, directores y productores. Las otras nominadas: 127 horas, Cisne negro, El ganador, El origen, Los niños están bien, ‘La Red Social’, Toy Story 3, Temple de acero y Lazos de sangre. Quién puede dañarlo todo: el productor Scott Rudin, artífice de ‘La Red Social’, es el único que sabe cómo vencer al señor Harvey Weinstein en sus obsesivas campañas por el Óscar. En un mundo justo: La isla siniestra, un nuevo clásico del terror sicológico dirigido por el cineasta neoyorquino Martin Scorsese, le habría quitado el puesto a cualquiera de las diez finalistas.

Mejor Director: David Fincher por ‘La Red Social’
¿Por qué va a ganar?: dicen los diarios de chismes, y lo repiten, sin parar, los blogs de espías de la industria, que en Hollywood no quieren a Fincher por prepotente, pero ¿no es hora de que el director de Seven y Zodiaco, ni más ni menos que Seven y Zodiaco, se lleve el premio Óscar?, ¿no es esta, sin ninguna duda, su mejor película?, ¿no ha estado reivindicando la Academia, en los últimos años, el trabajo de los cineastas de oficio? Los otros nominados: Darren Aronofsky por Cisne negro, Ethan y Joel Coen por Temple de acero, Tom Hooper por El discurso del rey y David O Russell por El ganador. Quién puede dañarlo todo: Hooper, realizador de varios capítulos de la serie John Adams, fue elegido como el Mejor Director del Año por el sindicato de realizadores: que nadie se sorprenda si se queda con el premio. En un mundo justo: al australiano Peter Weir, que hace un trabajo tan brillante como todos los suyos en The Way Back, lo habrían tenido en cuenta.

Mejor Actor Principal: Colin Firth por ‘El discurso del rey’
¿Por qué va a ganar?: porque ha recibido, hasta ahora, la mayoría de los premios de este año; porque es, por supuesto, un premio a una carrera impecable (Firth ha participado, desde Valmont hasta Solo un hombre, en un buen número de películas importantes); pero también porque su interpretación del tartamudo rey Jorge VI es la más vistosa de toda su filmografía: recuerden que grandes actores, de Dustin Hoffman a Al Pacino, de Daniel Day Lewis a Tom Hanks, se han llevado el Óscar de los últimos veinte años por encarnar grandes personajes con grandes impedimentos. Los otros nominados: Javier Bardem por Biutiful, Jeff Bridges por Temple de acero, Jesse Eisenberg por ‘La Red Social’ y James Franco por 127 horas. Quién puede dañarlo todo: si hay algún premio seguro esta vez, si se puede apostar por algo en esta edición de los Óscar, es por el premio a Colin Firth. En un mundo justo: Leonardo DiCaprio, brillante tanto en La isla siniestra como en El origen, habría sido el gran favorito para llevarse un primer premio de estos.

Mejor Actriz Principal: Natalie Portman por ‘Cisne negro’
¿Por qué va a ganar?: porque la Academia de Hollywood tiende, con todo lo mal que suena, a premiar actrices bonitas que además tienen un talento y un valor que dejan con la boca abierta (piensen en algunas de las últimas ganadoras: Halle Berry, Nicole Kidman, Reese Witherspoon), y la joven Portman, que desde El perfecto asesino hasta Cisne negro se ha convertido en una respetada veterana de la industria, ha encontrado al fin un papel en el que prueba que está dispuesta a todo. Las otras nominadas: Annette Bening por Los niños están bien, Nicole Kidman por Rabbit Hole, Jennifer Lawrence por Lazos de sangre y Michelle Williams por Blue Valentine. Quién puede dañarlo todo: Bening, claro, por su trayectoria, por su popularidad, por su estupenda interpretación de esposa en crisis. En un mundo justo: Julianne Moore estaría disputando el premio por su actuación en Los niños están bien.

Mejor Actor de Reparto: Christian Bale por ‘El ganador’
¿Por qué va a ganar?: no solo ha obtenido los principales premios de la temporada, desde el del sindicato de los actores –el SAG– hasta el Globo de Oro, sino que completa 25 años de papeles memorables en Hollywood: de paso, con este papel se deshace de la voz impostada de su exitoso Batman. Los otros nominados: John Hawkes por Lazos de sangre, Jeremy Renner por Atracción peligrosa, Mark Ruffalo por Los niños están bien y Geoffrey Rush por El discurso del rey. Quién puede dañarlo todo: el brillante Rush, que interpreta al «entrenador vocal» del rey y que ha participado en algunas de las más importantes películas de los últimos quince años (de Shine a Munich), acaba de ganarse el premio de la Academia Británica. En un mundo justo: Justin Timberlake, genial, en ‘La Red Social’, en el papel del odioso creador de Napster, habría conseguido al menos una nominación.

Mejor Actriz de Reparto: Melissa Leo por ‘El ganador’
¿Por qué va a ganar?: entre todos los personajes memorables de El ganador, el que interpreta Leo, la madre entre mafiosa y bruja de los dos hermanos protagonistas, es quizás el más impactante: la actriz, que se dio a conocer en la Academia de Hollywood con su papel en Río helado, se ha ganado todos los premios de estas semanas: entre estos, los de los críticos, el Globo y el SAG. Las otras nominadas: Amy Adams por El ganador, Helena Bonham Carter por El discurso del rey, Hailee Steinfeld por Temple de acero, Jacki Weaver por Animal Kingdom. Quién puede dañarlo todo: el trabajo de Steinfeld, la niña adulta de 14 años de la película del oeste de los hermanos Coen, no es solo memorable, sino que puede llegarles al corazón a los emotivos miembros de la Academia: Tatum O’Neal (Luna de papel) y Anna Paquin (El piano) ganaron el Óscar a los 11. En un mundo justo: Mila Kunis, completamente entregada a su perverso papel de Cisne negro, habría entrado en el grupo finalista.

Otros premios:
Mejores Efectos Especiales: probablemente sea El origen, la exigente y exitosa superproducción de ciencia ficción dirigida por Christopher Nolan, la película a vencer en esta categoría. Mejor Fotografía: Temple de acero, la estupenda película de vaqueros de los hermanos Coen, cuenta con una maravillosa cinematografía a cargo del prestigioso, nueve veces nominado pero jamás premiado, Roger Deakins. Mejor Banda Sonora: la extraordinaria música de ‘La Red Social’, compuesta por Trent Reznor y Atticus Ross, subraya la angustia de sus protagonistas desde el comienzo hasta el final. Mejor Canción: We Belong Together, la canción de la tercera entrega de Toy Story, le dará al siempre brillante Randy Newman su segunda estatuilla. Mejor Guion Original: el guion de El discurso del rey, un drama sólido firmado por David Seidler, aparece insistentemente en las predicciones de los reporteros de Hollywood, pero el enrevesado texto de El origen, que acaba de ganarse el reconocimiento del sindicato de
escritores, podría arrebatárselo. Mejor Guión Adaptado: el de ‘La Red Social’, una proeza más del mismo Aaron Sorkin que se inventó la serie The West Wing, es insuperable. Mejor Película Animada: Toy Story 3, el brillante cierre de una trilogía que cambió la historia del cine animado, merece todos los premios que quieran darle. Mejor Película Extranjera: no parece sensato descartar al nuevo melodrama de la realizadora danesa Susanne Bier, En un mundo mejor, aunque la poderosa Incendies, del canadiense Denis Villeneuve, que sigue a un par de hermanos en un curioso viaje por Oriente Medio en busca de sus raíces, tenga todas las de ganar. Mejor Documental: se dice que el pulso entre Inside Job o Exit Through the Gift Shop, dos obras memorables, se decidirá a favor de la primera.

Protagonista de la primera fase de la temporada de premios

Es candidata a ocho Oscars: Mejor película (Scott Rudin, Dana Brunetti, Michael De Luca y Ceán Chaffin), mejor dirección (David Fincher), mejor actor (Jesse Eisenberg), mejor guión adaptado (Aaron Sorkin), mejor fotografía (Jeff Cronenweth), mejor montaje (Kirk Baxter y Angus Wall), mejor música (Trent Reznor y Atticus Ross) y mejor sonido (Ren Klyce, David Parker, Michael Semanick y Mark Weingarten).

Intérpretes: Jesse Eisenberg, Andrew Garfield, Justin Timberlake, Armie Hammer, Joseph Mazzello, Max Minghella, Rashida Jones, Brenda Song, Rooney Mara. ¿De qué va?: Una noche de otoño del año 2003, Mark Zuckerberg, un joven alumno de la Universidad de Harvard y genio de la programación, se sienta en su ordenador y con empeño y entusiasmo comenzará a desarrollar una nueva idea. En un furor de blogging y programación, lo que comenzó en la habitación del colegio mayor acabó convirtiéndose en una red social global, revolucionando la comunicación interpersonal. Seis años después y con 500 millones de amigos, Mark Zuckerberg se ha convertido en la persona más joven que aparece en la lista Forbes. Pero el éxito le ha acarreado problemas personales y legales.

Crítica: En verano del 2009 Sony anunció que iba a hacer una película sobre gestación de la red social Facebook, que sería escrita por Aaron Sorkin, teniendo como base el libro de Ben Mezrich, The Accidental Billionaires: The Founding of Facebook, A Tale of Sex, Money, Genius and Betrayal, publicado ese mismo año, dirigida por David Fincher y producida por Scott Rudin. Pero a pesar de las personalidades implicadas la noticia no se tomó en serio. El film se rodó en otoño de 2009, con un presupuesto de 40 millones de dólares, y con un reparto encabezado por Jesse Eisenberg. Le acompañarían Andrew Garfield, Justin Timberlake, Armie Hammer y Max Minghella.

No pasó ni un año y el que parecía ser un proyecto bizarro prometía convertirse en uno de los títulos más importantes de este año. Las primeras críticas, no podían ser más entusiastas y señalaban a la cinta de Fincher como un preciso retrato generacional y una obra definidora de nuestro tiempo. La película fue seleccionada para inaugurar el Festival de Nueva York y en ese momento pasó a ser la cinta de consenso del año. La prensa especializada se puso de acuerdo en considerar a ‘La Red Social’ la cinta más importante del año y la más idónea para ser la ganadora del Oscar a la mejor película. El 1 de octubre se estrenó en los Estados Unidos y ahí recaudó 96 millones de dólares, su recaudación mundial es de 220 millones. Se ha llegado a decir que ‘La Red Social’ es el Ciudadano Kane del siglo XXI, porque al igual que la mítica obra de Orson Welles es una despiadada crónica sobre la ambición. A pesar de la inicial oposición del fundador de Facebook, Mark Zuckergerg, que consideraba que el relato no era fiel a la realidad, salvo en lo referente a su vestuario, el éxito de ‘La Red Social’ no le ha perjudicado, sino todo lo contrario, el número de usuarios de Facebook se ha incrementado, y Zuckerberg ha sido elegido el personaje del año por la revista TIME. Así que ha terminado mostrando su apoyo al film, al menos de manera indirecta, ya que toda promoción es buena.

‘La Red Social’ ha sido la gran protagonista de la primera fase de la temporada de premios. Y apenas ha encontrado rivales, algo similar a lo sucedido en el año 1997 con LA Confidential de Curtis Hanson, que posteriormente fue aplastada por la apisonadora de Titanic de James Cameron. ‘La Red Social’ ha recibido la mayoría de los premios de la crítica en los apartados de mejor película, dirección y guión. Y tampoco le costó imponerse en los Critic’s Choice y en los Globos de Oro. Y lo que parecía ser un paseo triunfal de ‘La Red Social’ se complicó en el momento en el que comenzaron a pronunciarse los gremios que se han decantado por El Discurso del Rey, especialmente los galardones concedidos por los gremios de productores, directores y actores. ‘La Red Social’ sólo ha sido premiada por los gremios de guionistas y montadores. De momento ‘La Red Social’ ha sido considerada una de las películas norteamericanas más importantes del año por el American Film Institute y ha sido premiada por la National Board of Review, la Sociedad Nacional de Críticos y las asociaciones de críticos de Los Ángeles, Nueva York, Boston, Washington, San Francisco, online de Nueva York, Sudeste de los Estados Unidos, Indiana, críticos afroamericanos, Toronto, Las Vegas, Detroit, Dallas, Houston, Florida, San Luis, Chicago, críticos de raza negra, Utah, Oklahoma, Kansas, críticos online, Vancouver, Iowa, Denver y la alianza de periodistas de cine. Ha ganado el Golden Satellite, el Critic’s Choice y el Globo de Oro. Fue candidata al premio del Gremio de Productores y al BAFTA.

Tiene a favor: Es la película de consenso, no sólo es la preferida de los críticos sino que ha sido especialmente mimada por la prensa especializada, que cada vez tiene mayor influencia en los Oscars, sin ir más lejos dos de las últimas ganadoras, En Tierra Hostil de Kathryn Bigelow y Slumdog Millionaire de Danny Boyle deben su éxito al apoyo mostrado por los especialistas. ‘La Red Social’ es una película de nuestro tiempo y es la favorita del sector más joven de la academia que considera que sería un error no premiarla. Tiene en contra: Parecía la candidata más fuerte pero se ha desinflado cuando han comenzado a pronunciarse los gremios y eso ha hecho que su caída sea aún más dramática, y ha quedado especialmente tocada frente a El Discurso del Rey, que hoy en día es la candidata más popular. Y no ha cautivado al sector más conservador de la Academia.

Debieron ser nominados…

Mejor Actor de Reparto: como un desalmado empresario de alta tecnología, Justin Timberlake produce un bienvenido salto de adrenalina cada vez que aparece en escena en la inexpresiva «The Social Network». Ya es hora de olvidar que este versátil y convincente actor alguna vez fue miembro de una banda juvenil. Y hablando de ex estrellas pop que se enderezan, la segunda mejor actuación del año de Mark Wahlberg sigue siendo digna de un Oscar, como el cómico compañero sensato de Will Ferrell en «The Other Guys».

Relacionado Más noticias

Comentarios Di lo que piensas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Puedes utilizar estas etiquetas para dar formato a tu comentario: <b> <cite> <code> <i> <strike>
  • La dirección de correo electrónico es necesaria pero no se publicará
  • ¡No seas malo!
Conversación con 1 comentario...

Timberbot

¡Hola! ¿Qué te ha parecido esta noticia?

Anuncios Actualizaciones del sitio y otros anuncios

Buscamos editores y editoras para la página web; te centrarías en la traducción de artículos y entrevistas en inglés relacionadas con cualquier aspecto de actualidad que gire en torno a Justin Timberlake: música, cine, deportes, moda, eventos, etcétera.

Si quieres formar parte del equipo de publicación de la web, tienes un nivel medio-alto de inglés y suficiente disponibilidad: contacta con nosotros.

¡Únete al equipo!